domingo, 24 de junio de 2012

Residencia en la tierra



Desahuciadas y sin estufas.
Vecinas de nadie,
cuando se caen los muebles
con tantas palabras, tantas, tantas…
o se apaga el termo
mientras hay quien exige tener un país
cuando mi novia y yo
no tenemos piso.
Y tengo que vivir en tu boca
esperando que me nombres,
nutriéndome como las crías
o los aviones que repostan
en el aire.
¡Ay, el arte!
Nocturno sobresale el olor
a hinojo
y sucede entonces que me canso
de pagar la luz y la hipoteca.








Concentración del 22 de Junio a la 10 de la mañana en apoyo de María y Ventura (una familia de Montoro, Córdoba).


No hay comentarios:

Publicar un comentario