martes, 13 de diciembre de 2011

La música transparente

 “La verdadera belleza es lo único que no puede responder a las expectativas de una imaginación novelesca”
Marcel Proust

                        Mi amante es como un espino blanco
                        al borde del paseo de Méséglise.
                        Pura atmósfera
                        pintada por un pincel breve
                        como el de Seurat.
                        Su lengua es un abrecartas
                        que despliega el sobre de un atardecer
                        dorado.
                        Y su cabeza mojada
                        es la mejor de las cabezas.

                        Mi amante me responde
                        y se aprieta contra mi cuerpo
                        cuando se escinde.
                        Me gustan sus caricias
                        ingrávidas
                        y descubre en mi nuca
                        oleajes de sal.

                        Mi amante es como un espino blanco
                        al borde del paseo de Méséglise.
                        Siempre la llevo al lado
                        como el viento de la nieve
                        que salpica los desiertos

No hay comentarios:

Publicar un comentario