lunes, 13 de agosto de 2012

Román


La tía Pipi se puso piripi
Y le contó a Román
Por qué tenía dos mamás.
La tía Pipi se puso piripi,
Piripi de alegría
Porque ella no bebía.
Le dijo que cuando nació
Pensaron llamarle Frascuelo
Pero que no quisieron
Tomarle el pelo.

Román sonrió
Y al tío Luis se le partió
El corazón.
Román decía que en la escuela
De él se reían
Porque sus mamás no eran
Como las demás.
Mamá Laura era jardinera
Y plantaba flores en las laderas,
Mamá  Estefanía hacia deporte
Todo el día.
Y las dos se casaron
Porque la ley lo permitía.
Había muchas cosas
Que Román no entendía.

Román no entendía
Porque los niños con él se metían
Y le decían tontorrón
Tontorrón que no tienes un papá
Como yo.

Un día vino muy triste del colegio
No quería hablar con Mama Laura
No quería hablar con Mama Estefanía
Sólo quería dormir y olvidar
Que Jesús no le dejaba jugar
Ni Andrés quería con él merendar.

Entonces llegó tío Luis
Y se lo llevó de excursión,
Se fueron al río
A coger cangrejos,
A bañarse en la balsa
Y a croar como ranas
Y después del baño
Tío Luis le dijo muy serio:
Yo no sé por qué estás así,
Mama Laura y Mama Estefanía
Son una pareja como las demás
Y se querían tanto
Que fueron en tu busca
Para que tú supieras lo que es ser feliz,
Comer regaliz,
Decir cuac como los patos,
Ver el arco iris
Y reír cuando te hacen cosquillas
Y desayunar pan con mantequilla.

Román sonrió y tío Luis le enseñó a pescar
Y le dijo que no se quejara,
Que cualquiera no tiene dos mamás.
Román pescó una trucha
Y tío Luis una babucha,
Se fueron del río
Y la tía Pipi
Los estaba esperando
Muerta de frío.

Mama Laura preparó crêpes
Y Mama Estefanía le compró un juguete:
Le regaló una libreta
Para que apuntara el nombre
De todo el mundo que le quería
Y le regaló una cometa
Blanca y azul.
Tía Pipi sacó las copas
Y bebieron zumo de piña
Para el niño y la niña
Y zumo de naranja
Para que se dejara de zarandajas.

Al día siguiente tío Luis lo llevó a la escuela
Y también fue tío Jose que era pintor
Y tío Ángel que sabía mucho de biología
Y tía Carmela iba alegre como unas castañuelas
Y Mama Laura llevaba una bandera
Con los siete colores de la primavera.
Mama Estefanía le escribió una canción
Y tía Pipi cantó la primera:
“Román tú eres el mejor
Y te queremos con todo el corazón.”

El zapatero que los vio pasar
Dejó su martillo en el mostrador
Y también se apuntó a la manifestación.
El carnicero dejó su cuchillo
Y se fue con ellos y también la panadera
Y la vecina María y la tía Estrella
Y el primo Miguelito
Y Manuela la librera.

Y en el recreo
Jugaron al veo veo
y todos quisieron a Román
por siempre jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario